top of page

La Figura del Guía Benévolo

Como buenos amantes de la naturaleza, muchas veces organizamos todo tipo de actividades con carácter totalmente altruista para nuestros grupos de amigos, conocidos, o familiares. De esta forma encontramos una forma de practicar nuestros deportes favoritos tales como el senderismo, la escalada, o BTT acompañados de nuestros seres más queridos. Otras muchas veces, seguro que simplemente algún conocido os ha pedido que le enseñéis a escalar o cualquier otra práctica deportiva en la montaña, y con buen espíritu montañero e ilusión, habéis accedido a esto.



La primera pregunta que nos surge es, ¿por ser con carácter altruista, estamos exentos de responsabilidad?


Ni mucho menos, en todo este tipo de actividades, la persona que adquiere la figura de guía u organizador, asume la máxima responsabilidad frente a cualquier tipo de accidente o eventualidad que pueda surgir durante el desarrollo de la misma.


¿y si no tengo titulación? ¿también tengo responsabilidad?


El tener o no titulación, no exime de tener responsabilidad. En este caso si eres una única persona la que asume la función de organización o guía, la responsabilidad será tuya. Si sois varias personas, el juez analizaría uno por uno, los conocimientos y capacidades de cada organizador, determinando el nivel de responsabilidad de cada uno.



En el caso de actividades que son organizadas no para un grupo, si no para dos personas, es decir, el clásico ejemplo de una cordada de 2 escaladores. Surge la figura del garante, que igualmente, sería la persona que más capacidades, experiencia y conocimientos tenga, la que asumiría la responsabilidad.


Recordar que siempre lo más importante es la PREVENCIÓN, PLANIFICACIÓN Y BUENA ORGANIZACIÓN.



21 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page